Por qué nos cuesta dejar el pasado

El pasado es una muestra de apego a una persona o situación que nos desgasta,
impidiendonos disfrutar del verdadero tesoro que está en el presente 

Vivir en el pasado nos deja estancados en un mar de recuerdos, por lo general tendemos a hacer cosas que no nos dejan avanzar solo por pensar en la situación una y otra vez. Esto sucede cuando permitimos que el pasado sea parte de nuestro presente, la situación se la debemos al señor ego.

El ego revela lo más oscuro que tenemos en nuestro interior, se expresa de forma que podamos ver lo que tenemos que cambiar, el problema es que estamos dormidos de conciencia y no logramos entender lo que está pasando, para nuestro juicio un determinado comportamiento ante una situación es justificable.

Cuando nos quedamos en el pasado mostramos tendencia al apego que podamos tener ante una situación o persona, sin darnos cuenta que el verdadero tesoro se presenta en tiempo real, nos afanamos en buscar en el ayer lo que necesitamos hoy y enfocamos nuestra atención y energía en algo que no puede cambiarse.

Quedarnos aferrados al pasado es posible cuando dejamos que nuestros desórdenes emocionales sean los que manejen nuestras acciones, por lo general esto ocurre cuando se presenta ante nosotros un evento contradictorio que nos lleva a iniciar una incesante búsqueda de respuestas claras para calmar nuestra confundida mente.

Gracias al juicio que rige “nuestras vidas” necesitamos tener el control de lo que llega a nosotros, sin darnos cuenta que cada cosa tiene su naturaleza y cuando dejamos que esta se exprese podemos sacar mejor provecho.

Para nuestro ego resulta cómodo quedarse apegado a algo que ya pasó simplemente porque cuesta enfrentarse a la situación e iniciar el cambio interno que por lo general exige el evento. Caer en este juego es normal hoy en día, pero recuerda que quedarse aferrado al pasado realmente no resuelve nada, este nos brinda el más sabio aprendizaje y el presente nos otorga la posibilidad de tomar el control de nuestras acciones. Aprende, suelta y forma el mejor de tus presentes, pues se convertirá en el pasado que mañana te enseñará lo que hoy no logras ver.

Autor entrada: positiadmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *