Sexo espiritual: ¡Todo un arte!

El sexo va más allá de lo carnal, de sentir otro cuerpo sobre el tuyo, de rozar piel con piel o gozar de un orgasmo.  Es ese arte de conectarse con el universo, de meditar mientras ocurre la penetración. Y es que el sexo espiritual es más psicológico que fisiológico. Te voy a enseñar cómo lograrlo y de seguro te va a encantar, pues esta fabulosa técnica dura más tiempo de placer y nutre la energía entre parejas. Lo primero que debes hacer es sentir amor, respeto, bondad y admiración por esa persona con la que decides tener intimidad.  Debes tratar a ese ser como una persona y no como un objeto sexual, la conexión previa es sumamente importante, puedes conseguirla a través de una mirada sincera y profunda, de un fuerte abrazo, una caricia y hasta con un beso sensual y apasionado, es decir, entrégate desde el cuerpo hasta el alma. Desconéctate del mundo y transforma el acto en un ritual sin interrupción.

 

Te aconsejo que a partir de ahora veas el sexo como una orientación a disfrutar el placer erótico, que te enfoques en desarrollar  más la sensualidad, a fortalecer los lazos de intimidad entre tú y tu pareja y a ser un mejor complemento para esa persona con la que decides compartir. Y es que tienes que saber que la sexualidad espiritual tiene como objetivo obtener  una mayor armonía en la vida de pareja y una realización plena como seres humanos. Intenta sentir más, vivir como un solo cuerpo y una sola alma que se complementan y te llenarás de emotividad, fuerza, energía y vida.

Siente, disfruta, diviértete, vibra,  goza, vive, ríe, llora, comparte, compenétrate con tu pareja y sencillamente existe, pues todas estas sensaciones no son más que una sagrada espiritualidad sexual ¡Atrévete a sentirla!

 

Autor entrada: positiadmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *