4 hábitos para tomar en cuenta si tu casa es tu oficina

Conseguir el éxito entre la vida laboral y la vida personal es uno de los retos principales de todo emprendedor #cuidado

Si prestamos atención a nuestros hábitos podemos darnos cuenta de muchas cosas, para estos tiempos es normal trabajar como freelance, esta modalidad de trabajo permite que te desenvuelvas en varias facetas el mismo día sin tener que salir de la comodidad de tu hogar.

Si eres bueno organizando tu tiempo, podrás hacer esto sin ningún problema, sin embargo siempre hay un momento en el que todo se te acumula y al convertir tu casa en tu oficina puedes tener muchas distracciones que te sacarán de tus tareas. Por lo general cuando trabajamos fuera de casa, sentimos que nuestro hogar es el lugar perfecto para descansar. Todo está en saber organizarse en tiempo y acción, de esta forma podrás disfrutar de tu hogar y al mismo tiempo realizar tus actividades laborales.

Hoy queremos que conozcas 4 hábitos que te ayudarán a saber si tu casa es tu oficina:

  1. Ocupas tu tiempo en casa con trabajo

A veces sin darnos cuenta llevamos el trabajo a casa y el tiempo que estamos en ella lo invertimos en labores, lo ideal es organizar el tiempo de forma que puedas hacer tu trabajo en la propia oficina y mientras estés en casa disfrutes descansando y compartiendo con tus seres queridos. Por otro lado, si trabajas como freelance, es necesario que aprendas a equilibrar las tareas, planifica para que realices las labores del hogar, las de tu trabajo y además estés con tu familia.

  1. Descansas poco

Este se relaciona mucho con el punto anterior, por lo general las personas que convierten su casa en su oficina descansan poco, acumular trabajo es sinónimo de poco descanso, el estrés se hace notar y las enfermedades comenzarán a aparecer, lo ideal es que salgas del trabajo en el tiempo estimado para que puedas descansar lo necesario y estés lleno/a de energía.

  1. Recibes llamadas de trabajo a cualquier hora

Recibir llamadas de trabajo es normal, sin embargo recibirlas a diario y a cualquier hora es una de las desventajas más grandes de tener trabajo en casa o llevar tus labores al hogar, así como se recomienda tener un tiempo para llevar a cabo las actividades, también es necesario plantear una hora y días para recibir llamadas, se entiende que algunas son importantes pero recuerda que si no controlas esta situación podrías entorpecer un momento familiar.

  1. Resuelves los asuntos laborales en cualquier momento

Ser diligente es una virtud de la cual no muchos disfrutan, sin embargo algunas personas sobrepasan su diligencia, se llenan de trabajo y convierten cualquier momento en tareas pendiente por hacer, los tiempos en el hogar deben atesorarse con todo nuestro amor, por ello es necesario establecer un espacio para realizar las labores y pasar tiempo con la familia en el hogar.

Todo se resume en aprender a organizarse, si sabes hacerlo podrás realizar tu trabajo sin ningún problema y disfrutar con tus seres queridos. Comienza creando un plan de acción que puedas llevar a cabo y dedícale el tiempo necesario a tu familia.

Autor entrada: positiadmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *