Sexualidad lúdica ¡Adiós problemas!

La  convivencia en pareja fácilmente puede caer en el cansancio; los años juntos, los hijos, el estrés laboral, los quehaceres del hogar y problemas familiares, son factores que pueden traer como consecuencia que la sexualidad se vuelva monótona y en ocasiones el deseo desaparezca. Por tal razón nace la idea de los juegos sexuales o sexualidad lúdica para salir de esa burbuja de amargura y automatismo.

La sexualidad lúdica incluye caricias, muestras de afecto, una cena íntima para dos, prolongar el juego previo, probar nuevas posiciones, masajes, juguetes eróticos, lecturas sensuales y sobre todo una comunicación clara con tu pareja acerca de estos aspectos, dejando a un lado el pudor. Atrévete a una buena aventura, a sentir y dar placer. Prueba colocar chocolate en el cuerpo de tu pareja y quitarlo con tu boca, el roce de tus labios le hará erizar la piel y el deseo aumentará. También está la técnica de comprar juguetes nuevos como vibradores y consoladores. Pierde la timidez, recuerda que el sexo es un acto de confianza, comunicación y respeto, pero además de diversión y placer.

Todos los elementos que se pueden agregar en la relación para contribuir a preservar el amor y la llama de pasión, son totalmente aceptables y recomendables siempre y cuando exista el mutuo acuerdo entre ambos miembros de ponerla en práctica. ¡La disposición de innovar resulta saludable en la vida de pareja!

Autor entrada: positiadmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *